¿A qué jugaban los niños en la antigua Roma?

Fotografía: Joanbanjo

 

Más allá de dispositivos móviles y otras tecnologías actuales, muchos de los juegos a los que los niños dedican su tiempo libre hoy en día no son muy distintos de los que se practicaban en la cultura romana. Presentamos cuatro juegos que muy probablemente habrás puesto en práctica alguna vez, y que eran muy populares en el mundo romano.

La peonza

El juego consistía en hacer girar el objeto el máximo de tiempo posible. Fue un juguete habitual entre las culturas clásicas griega y romana. El político y militar Catón, incluso, recomendaba a los padres que sus hijos jugasen a la peonza, más adecuada y segura que los dardos y otros pasatiempos.

Las muñecas

En aquél entonces estaban hechas de madera, barro o marfil, e incluso algunas estaban articuladas. Es el caso de la Muñeca de Marfil del Museo Nacional de Arqueología de Tarragona, uno de los objetos más emblemáticos de la arqueología tarraconense.

Los dados

Existían múltiples juegos de mesa, como las tabas, el tres en raya o las damas. Pero el juego de dados o aleam ludere era uno de los más famosos. Hechos de hueso, madera o mármol, se utilizaban en grupos de dos o tres, y se acostumbraba a invocar una divinidad antes de tirarlos sobre la mesa o el suelo. Era un juego también muy popular entre los adultos, que hacían apuestas a pesar de estar expresamente prohibidas.

Fotografía: Bibi Saint-Pol

El yo-yo

El origen de este juego, hecho con dos discos de madera y un cordel, parece que se remonta más allá del imperio romano: existe una cerámica ateniense del siglo V a.C. en la que aparece un joven que sostiene un objeto esférico que pende de un hilo. ¿Será el antecesor del yo-yo actual?

 

FacebookTwitterEmail
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.